Cozied Up With A Good Book

Tan radical que esta vez no hubo ni niños, ni animales, ni productos hortofrutícolas. Se crearon numerosos productos con su imagen: muñecos, toallas, tazas, camisetas, cosas que en aquel entonces no estaban tan de moda como ahora. Una curiosidad: el lector atento habrá observado que tanto las botas como la camiseta de Gauchito llevan los logotipos de la marca alemana Puma. Gauchito. Argentina, 1978. Y seguimos con niños. Así, Gauchito lleva un sombrero típico de estos vaqueros, un pañuelo anudado al cuello y un ‘rebenque’, el látigo corto que usan los gauchos. Eso sí, Pique tenía unos rasgos muy muy mexicanos: enorme sombrero (cuya copa era en realidad la punta del propio jalapeño) y enorme mostacho. El producto elegido fue nada menos que un pimiento o chile jalapeño (de ahí el nombre). Con Naranjito se acabó la tendencia de los niños-mascota y por primera vez, un producto hortofrutícola se convertía en la cara simpática de una Copa del Mundo. Dicha camiseta llegó a ser la más vendida del mundo. Este hecho no debe ser pasado por alto y voy a pedir que se investigue hasta el final de las consecuencias.

Universitario de Deportes vs. Cerro Largo: periodista brasil Primero he estado en Barcelona viendo a la familia y ahora llevo unos días disfrutando de la ciudad de Sevilla», explica Eduardo a este periódico. El exmediocampista se encontraba internado en cuidados intensivos y en coma inducido tras ser golpeado en la cabeza por un joven que le robó la bicicleta el miércoles pasado en Rosario, su ciudad natal. Juanito. México, 1970. La segunda mascota mundialista de la historia fue la primera que representaba un ser humano. Pique. México, camiseta argentina 2022 1986. Los Mundiales volvían a México y esta vez, los aztecas hicieron un trabajo centrado en alejarse de Juanito. Con una fecha de nacimiento del 14 de mayo de 1943, Pique supone el salto de los diseños antiguos a los más actuales. Como Naranjito, Pique tuvo una acogida desigual, sobre todo entre los propios mexicanos. En todo el mundo, sobre todo en el anglosajón, Juan es el nombre por antonomasia de los mexicanos.

Naranjito. España, 1982. Sí, amigos, llegamos a España y a la que, para nosotros, es la mascota mundialista por antonomasia. El personaje hace referencia al gaucho, al habitante de la Pampa, símbolo por antonomasia del país suramericano. Además, el colorido del personaje era un canto a los cambios que se producían en el país, con pocos años de democracia. Desde 1966, no ha habido cita mundialista en la que no haya existido un simpático personaje que representara la cara más amable del evento y, a la vez, se convirtiera en fuente inagotable de ingresos a través de la mercadotecnia. Tras su desaparición en el año 1966, el color azul volvería como tonalidad principal a los uniformes de la selección para la Copa Mundial de 1994, siendo desde ese entonces el principal motivo para los uniformes visitantes. Destaca una victoria como visitante por 7 a 2 frente a Quilmes, con 5 goles de Acosta, quien sería el goleador del certamen con 25 anotaciones. El vídeo del momento muestra a Leo Messi firmando una camiseta del FC Barcelona que ha llegado directa a las manos de Pablo Alborán. La vuelta del Tata Gerardo Martino fue clave para el regreso de Heinze, que en otro momento de su carrera parecía inalcanzable.

Es un misterio cómo lograron encontrar su hueco en la mascota, habida cuenta de que FIFA ya entonces mantenía una estrecha relación con Adidas, principal rival de la marca del felino. Para el Mundial de 1974, los alemanes eligieron no sólo una mascota, sino dos. La selección argentina, fue la primera en el mundo en derrotar a una selección de Estados Unidos conformada íntegramente por jugadores de la NBA. Argentina presentó a un pequeño gaucho como mascota de la Copa del Mundo. Los dibujos se crearon con la ayuda de un estudio japonés y contaron con Alfredo di Stéfano como asesor deportivo y Matías Prats sénior como narrador. El estudio publicitario recibió un millón de las pesetas de entonces por el trabajo. Salido del popular estudio gráfico bonaerense de Manuel García Ferré, donde nacieron numerosos y populares personajes de dibujos animados en Argentina, su autor fue el dibujante Néstor Córdoba. Su creador fue Reg Hoye, un ilustrador que solía trabajar creando los dibujos de los famosos libros de Enid Blyton. Y es que consiste en una figura formada por palos con los colores de la bandera italiana, coronados con un balón a modo de cabeza. Fue una negociación complicada debido a la existente «lucha de egos» entre el astro y otros integrantes del plantel, aunque Maradona finalmente aceptó y voló a Sídney para iniciar lo que fue su última etapa vistiendo la celeste y blanca.